Vence (1997)

Los años posteriores a la edición de su anterior placa “Oíd Mortales el Grito Sangrado” se verían plagados de toda clase de dificultades. Durante los cinco años que pasaron entre aquel disco y el siguiente, editado en 1997, la banda seguiría creciendo y ampliando su base de fans en todo el país y el continente, pero ese camino estuvo lleno de complicaciones.

En primer lugar se desvincularon de su sello discográfico, Radio Trípoli, por problemas surgidos entre éste, la banda y su manager. Durante esos cinco años la banda careció de sello, uno de los motivos del largo tiempo sin realizar un lanzamiento oficial.

El otro gran motivo detrás del largo tiempo que pasó antes de la edición de su tercer disco fueron los problemas internos en el seno del grupo. Después de la edición de su segunda placa, Civile decidió disolver el grupo y volver a comenzar, manteniendo de la formación anterior solamente al bajista Norberto Yáñez.

Con nueva formación, Horcas finalmente lanza su tercer disco “Vence”, editado por Nems, uno de los grandes sellos de la historia del metal argentino, que en aquella época estaba en sus primeros años. La banda contaba en ese momento con el baterista Guillermo de Lucca y el guitarrista Sebastián Coria, además del nuevo cantante Walter Meza, quien reemplazó al anterior vocalista Christian Bertoncelli, autor de las letras y quien no llegó a editar un disco oficial de la banda.

Eternos (1999)

Sin cambios en su formación, Horcas grabó su siguiente disco en 1999. Sin embargo, todo cambiaría en el mes de abril, cuando Osvaldo Civile fue encontrado muerto poco antes del lanzamiento del mismo.

El resto de los integrantes de la banda decidió seguir adelante con el lanzamiento de la placa, también editada por Nems. De este modo, “Eternos” se transformó en la última grabación de Civile, un verdadero testamento del talento de quien es, para muchos, el más grande guitarrista del metal argentino.